Todos tenemos compañeros de la vida con los cuales hemos compartido demasiado y a pesar de que no tengamos lazos sanguíneos con ellos los llamamos hermanos, y aquí